Seguridad Informática


Seguridad Informática

¿Te has puesto a pensar cómo sería una vida donde no existiesen límites de seguridad de ningún tipo?, ¿Qué pasaría si las casas, autos, gavetas, cajas fuertes y todo elemento similar no tuviera la necesidad de usar una llave que permitiera el acceso únicamente a aquellos que la poseen y están autorizados a poseerla?

Solamente en un mundo ideal, donde la delincuencia y los abusos no existieran es que esto podría ser posible.

 Similar situación pasa en el mundo informático.  Es imposible que no existan sistema que brinden el soporte de confianza al resguardo de la información que se posee.  Es acá donde el concepto de “Seguridad Informática” cobra relevancia, ese proceso de prevenir y detectar el uso no autorizado de un sistema informático. Ahora bien, es importante hacer notar que este concepto (Seguridad Informática) es una rama de un término más general: seguridad de información; aunque en la práctica ambos términos se usan de manera indistinta. 


¿Qué abarca la seguridad informática?

Siguiendo con la analogía de la seguridad física en la que existen desde sistemas básicos y elementales (como la chapa de una puerta), hasta algunos más sofisticados y complejos (como un sistema de alarma controlado a distancia), en el mundo de la informática sucede lo mismo.  Estos elementos pueden ir desde programas de software de antivirus, firewalls hasta elementos muy personalizados y por momentos sofisticados según sea el tipo de elementos que se quiera resguardar.

En esencia, la seguridad informática debe velar por cubrir 4 grandes áreas de manera primordial:

  1. Confidencialidad: el acceso a recursos, datos e información.
  2. Integridad: la capacidad de poder modificar los datos existentes.
  3. Disponibilidad: la oportunidad de acceder a los datos cuando se necesite
  4. Autenticación: validar que la comunicación sea con las personas que piensas que te estás comunicando.

Por otro lado, cuando hablamos de Seguridad Informática, es también necesario indicar que esta puede clasificarse según los elementos que deseen resguardarse.  De tal manera, podemos decir que existen tres grandes categorías:

  • Seguridad informática de red: esta es la que se encarga de proteger toda información a la que se pueda tener acceso por internet. Esto considerará documentos, imágenes y todo tipo de datos.  En este tipo de seguridad existe tanto software y hardware que se convierten en herramientas de protección para el usuario.
  • Seguridad informática de software: en este apartado se consideran las aplicaciones y otro tipo de herramientas de software que son necesarias proteger para su correcto funcionamiento y operatividad. Para ello se usan otros elementos de software como antivirus.
  • Seguridad informática de hardware: esto va más allá de las computadoras tradicionales y se refiere a todos los dispositivos y accesorios que en algún momento al resultar afectados puedan detener la operación.

Cómo saber si estoy lo suficientemente protegido? De acuerdo al tipo de operaciones que realices, la magnitud del alcance que tú y tu negocio desarrollen, puede llegar a requerirse de un análisis experto para poder no solo determinar el nivel de protección que tienes, sino el que necesitas y luego del soporte para poderlo implementar.  ¿Tienes dudas al respecto?  Contáctanos y con gusto podemos guiarte y encontrar juntos la solución adecuada a tus necesidades.